martes, 15 de septiembre de 2009

El mundo demoniaco ¿realidad o ficción?


En estos días en los que mucha gente cree que la sociedad ha superado los días de la religión y del terreno de lo espiritual, es muy común conocer a mucha gente que no cree en la existencia del Diablo y los demonios, incluso muchos se burlan de los que si creemos en esta realidad.


Siempre los cristianos hemos creído en la existencia de Satanás, como se le conoce al príncipe de los Avernos y por lo tanto la Iglesia siempre ha enseñado sobre la existencia de estos seres malvados, la Iglesia enseña sobre el Maligno porque Jesús mismo lo hizo. Sin embargo el Diablo está muy interesado en que las personas no creamos en el, de hecho ésta es su mejor estrategia para hacernos caer en tentación, la razón es muy sencilla: si las personas no creen en Satanás entonces el puede influir en nuestra vida sin que estemos advertidos de su presencia y por consiguiente caemos en tentación. Por esto actualmente hay una mayor influencia demoniaca en el mundo que en épocas anteriores.


Los demonios son seres espirituales (no tienen cuerpo) de naturaleza angélica que fueron creados por Dios como cualquier otro ángel pero que debido a la soberbia en sus corazones de querer ser como Dios se bestializaron poco a poco y se fueron llenando de odio hasta que por este pecado no pudieron estar más en la presencia de Dios y entonces tuvieron que ser apartados de El. Son seres muy inteligentes, mucho más que nosotros y por eso tratar de vencer a un demonio sin ayuda de Dios es imposible. Su naturaleza, llamada preternaturaleza, es diferente a la de los hombres, ellos pueden hacer cosas que nosotros no podemos como por ejemplo hacer levitar un objeto, pero no pueden hacer cosas que solamente Dios puede como crear algo de la nada.


Hay demonios más malos que otros y demonios más poderosos que otros, pero todos están llenos de odio a Dios y a los hombres y por esta razón no se arrepienten ni quieren el perdón de Dios (no es que a Dios le falte misericordia, es que ellos no quieren su perdón), llenos de maldad y quieren influir en nuestra vida y que como ellos nosotros nos apartemos de Dios. Sin embargo nosotros estamos protegidos por Dios y por esta razón la influencia que tienen en nosotros es limitada, un demonio podría matarnos en un segundo pero Dios no lo permite. La influencia más común es incitarnos a cometer pecado: la tentación. Como dije son seres muy inteligentes y ellos nos conocen y saben cuál es la mejor manera de tentarnos o en qué momento hacerlo, por esta razón debemos permanecer en continua oración para no caer en tentación como Jesús nos pide.


Como católicos debemos creer en el Demonio y no tener miedo de El, porque Dios es mucho más poderoso y nos ama infinitamente, Satanás no puede influir más allá de la tentación si nosotros no le abrimos las puertas de nuestro corazón, el ha sido derrotado por Jesús en la cruz. No debemos acercarnos a el, solamente quiere nuestro mal y apartarnos de la felicidad que solamente se encuentra en Dios. Algo importante es que por ser creatura de Dios, no debemos odiarlo, así como tampoco debemos odiar al ser humano más malo. La mejor manera de mantenernos alejado de El es acercarnos a Dios por medio de la oración, los sacramentos, la Biblia, el ayuno, etc. No nos preocupemos por estar lejos de Satanás, mejor preocupémonos por estar cerca de Dios.

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. “Sed de espíritu sobrio, estad alertas. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar”

    1 Pedro 5:8

    -----

    Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. 42Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; 43fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis.


    Mt 25, 41-42

    ResponderEliminar
  3. Así dice el Señor Yahveh: Eras el sello de una obra maestra, lleno de sabiduría, acabado en belleza. En Edén estabas, en el jardín de Dios. Toda suerte de piedras preciosas formaban tu manto: rubí, topacio, diamante, crisólito, piedra de ónice, jaspe, zafiro, malaquita, esmeralda; en oro estaban labrados los aretes y pinjantes que llevabas, aderezados desde el día de tu creación. Querubín protector de alas desplegadas te había hecho yo, estabas en el monte santo de Dios, caminabas entre piedras de fuego. Fuiste perfecto en su conducta desde el día de tu creación, hasta el día en que se halló en ti iniquidad. Por la amplitud de tu comercio se ha llenado tu interior de violencia, y has pecado. Y yo te he degradado del monte de Dios, y te he eliminado, querubín protector, de en medio de las piedras de fuego. Tu corazón se ha pagado de tu belleza, has corrompido tu sabiduría por causa de tu esplendor. Yo te he precipitado en tierra, te he expuesto como espectáculo a los reyes. Por la multitud de tus culpas por la inmoralidad de tu comercio, has profanado tus santuarios. Y yo he sacado de ti mismo el fuego que te ha devorado; te he reducido a ceniza sobre la tierra, a los ojos de todos los que te miraban. Todos los pueblos que te conocían están pasmados por ti. Eres un objeto de espanto, y has desaparecido para siempre."
    Ez. 28, 12-19


    ----

    12 ¡Cómo has caído del cielo,
    Lucero, hijo de la aurora!
    ¡Cómo has sido precipitado por tierra,
    tú que subyugabas a las naciones,
    13 tú que decías en tu corazón:
    "Subiré a los cielos;
    por encima de las estrellas de Dios
    erigiré mi trono,
    me sentaré en la montaña de la asamblea divina,
    en los extremos del norte;
    14 escalaré las cimas de las nubes,
    seré semejante al Altísimo!".

    15 ¡Pero te han hecho bajar al Abismo,
    a las profundidades de la Fosa!
    Is. 14, 12-15

    ResponderEliminar
  4. Mmm... epilepsia = posesiones
    La mente es muy poderosa.

    ResponderEliminar
  5. Definitivamente la mayor parte de los casos de supuesta "posesión" tiene origen en el cerebro humano, y sólo como el 3% son verdaderas posesiones... Sin embargo, no por esto hay que menospreciarlo, pavo Gody! jajajjaja
    Rox

    ResponderEliminar
  6. "Los demonios son seres espirituales (no tienen cuerpo)"

    yo diría que sí tienen cuerpo, son como de un centímetro, vuelan, se reproducen en el agua estancada, son portadores de enfermedades, zumban y se alimentan de nuestra sangre...jajajaja :P

    ResponderEliminar

Se aceptan comentarios en contra y a favor. La única regla, es que todos los comentarios sean con respeto y sin palabras altisonantes. Muchas gracias por su tiempo.