martes, 2 de marzo de 2010

El médico placebo


En la ciencia médica y en la bioética hay un fenómeno que se conoce como el médico placebo. Desgraciadamente no se habla mucho de este término en las facultades de medicina en nuestros tiempos, yo la única vez que lo he escuchado es en el congreso de Salud y Vida que se efectuó hace 4 años.


Para poder entender bien éste término hablemos primeramente de lo que es el efecto placebo. El efecto placebo es el fenómeno por el cual los síntomas de un paciente pueden mejorar mediante el uso de una sustancia inerte (sustancia placebo), es decir una sustancia que no tienen ningún mecanismo de acción para mejorar la enfermedad o los síntomas del paciente, se entiende entonces que éstos mejoran por efecto mismo de la mente del paciente. Esto es completamente comprensible si entendemos que gran parte de las enfermedades o padecimientos del ser humano tienen una base de somatización, es decir que no hay enfermedad propiamente dicha sino que el propio estado del paciente se predispone a la presencia de los síntomas que le incomodan, entre las causas podemos encontrar el estrés, el ser hipocondriaco, padecimientos psiquiátricos, la predisposición, etc.


Entendiendo bien este punto, podemos entender que un médico placebo es aquel que con el simple hecho de dar la consulta, el paciente mejora su sintomatología. Muchas veces desde que el paciente entra al consultorio y al ver y saludar al médico, éste ya se siente mucho mejor y más calmado, tristemente en algunos otros casos sucede lo contrario. Por lo tanto, es muy importante la personalidad del médico, ya que ésta puede influir para bien o para mal en el estado de nuestros pacientes (el efecto bata blanca). Todo lo que hagamos como médicos influye en el proceso salud enfermedad de las personas, desde el trato y el interés por su padecimiento hasta el espacio físico en el cual prestamos nuestros servicios.


Muchas veces los médicos solamente se preocupan por la parte biológica de las enfermedades y por dar la medicina adecuada cuando hay muchos casos en los cuales las medicinas son poco o nada efectivas si no hay una base de apoyo, comprensión e instrucción por parte del médico. Ojalá todos los médicos pudieran tener un efecto placebo en los pacientes. Esperemos que haya médicos preocupados por el bienestar de los enfermos y no solamente por el dinero, definitivamente la medicina sería muy diferente y los pacientes tendrían una mayor mejoría y además ahorrarían no comprando medicamentos muchas veces innecesarios.


Para darle el toque religioso a mi entrada me gustaría decir que un médico que tenga el hábito de la oración y que tenga una relación personal con Dios, será mucho más sensible a los problemas de los pacientes, logrará ser un médico placebo y por lo tanto podrá prestar un mejor servicio de salud para los que necesiten de ella.

1 comentario:

  1. Sabía que era un placebo, pero no eso del "médico placebo"... es un tema muy interesante, al menos para los ignorantes en medicina como yo

    ResponderEliminar

Se aceptan comentarios en contra y a favor. La única regla, es que todos los comentarios sean con respeto y sin palabras altisonantes. Muchas gracias por su tiempo.