lunes, 8 de junio de 2009

Crítica a la definición de salud de la OMS


La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud de la siguiente manera: "La salud es el completo estado de bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedad".


Para entender esta definición tenemos que entender que en el tiempo contemporáneo, la medicina estudia al ser humano como un ser biopsicosocial, es decir constituido biológicamente, psicológicamente e inmerso en una sociedad a la que afecta y la cual afecta a la persona (esto se nota en la definición). Sin embargo religiosamente hablando hace falta un componente indispensable del ser humano y que esta definición no toma en cuenta: el ser humano tiene alma y por lo tanto el ser humano es un ser biopsicosocial-espiritual (consideración que si toma en cuenta el cristianismo).


Si analizamos la definición de salud fácilmente nos podemos dar cuenta de que lo que plantea es una utopía, si eso fuera en verdad la salud entonces nadie sería saludable. Todos los seres humanos, absolutamente todos tenemos problemas, muchos de tipo físico (personas con capacidades diferentes, enfermedades cronicodegenerativas, etc.), de tipo mental (trastornos psicológicos, estrés, depresión, etc.) y de tipo social (pobreza, discriminación, etc.). Aseguro que nunca van a conocer a una persona que no tenga cuando menos un problema de este tipo y por lo tanto ninguna persona estaría en el "completo estado de bienestar físico, mental y social" que nos plantea la OMS.


Ahora nos podemos preguntar: ¿ninguna persona es saludable? Sería muy pesimista responder afirmativamente a esta pregunta. Por esta razón el cristianismo nos propone otra visión de la salud, de la cual habla el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán (exministro de salud del Vaticano) la salud para el cristiano es encontrar la felicidad en su situación de vida, esto es la verdadera salud, que la persona que tiene una enfermedad cronicodegenerativa pueda ser feliz porque confía en Dios, que la persona con grandes problemas pueda ser feliz porque Jesucristo lo fortalece. Por lo tanto la salud no es el vivir en una burbuja en la que nada te afecte sino que es vivir en medio del mundo, en medio de los problemas y preocupaciones pero al mismo tiempo ser feliz.


Con mucho respeto para todos los miembros de la OMS pero a veces hace falta ver la espiritualidad humana para poder comprender mejor la medicina y por lo tanto prestar mejores servicios médicos.


Estas afirmaciones que hago no son fáciles de entender, solamente la persona que ha tenido un encuentro con Jesús, que lo conoce y se relaciona con el es capaz de entenderlo porque tendrá como ejemplo al amor de los amores que sufrió inmensamente pero que siempre se ofreció felizmente por amor a su padre y a nosotros. Cuando tengas miedos y preocupaciones, cuando tengas limitaciones físicas sigue el ejemplo de Jesús y ofrécelas a Dios con todo el amor del que seas posible sin olvidarte de trabajar por remediarlos, solamente así serás feliz en medio del dolor. Estas consideraciones son muy útiles para el personal de salud para prestar un mejor servicio y para transmitirlo a sus pacientes.

10 comentarios:

  1. Me agrada tu punto de vista, creo que seria muy padre que profundices un poco mas en este tema. Nunca te canses de dar tu opinion por este medio. Cuidate

    ResponderEliminar
  2. excelente tu opinion sobre la salud... como dijo el del primer comentario, seria bueno profundizar mas en la salud biopsicosocioespiritual.
    Alex

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post rubio, ¡felicidades!

    ResponderEliminar
  4. Sigue así! Me gustó mucho jaja está muy padre y tienes mucha razón. TQM

    ResponderEliminar
  5. Muy buen comentario!! tienes toda la razon en cuanto a q si siguieramos la definición de la OMS nadie estaria sano. Y si tiene sentido que tenemos que tener un estado de felicidad ( aunq tengamos ciertos problemas) para poder liberar endorfinas y asi no caer en depresión que en consecuencia nos puede llevar a tener enfermedades. Q buen comentario rubio!! diana

    ResponderEliminar
  6. Mira la verdad soy cristiana pero n entiendo por que ligar la leche con la magnesia. Son dos cosas totalmente opuestas de las q hablas, si no explicame por que los obispos scedotes y monjas enferman???? la espiritualid se incluye en lo psicologico. y es que una persona atea o incredula no tiene salud, segun tu idea???? estas sumamente confundido tienes que leer un poco mas...

    ResponderEliminar
  7. Hola anónimo, no me refería a eso para nada, me refería a que ser saludable es ser feliz aún en medio de los problemas diarios de la vida y ver el sacrificio y sufrimiento como una oportunidad de servicio y crecimiento

    ResponderEliminar
  8. Estoy precisamente dando esto en el master de psicología clínica aplicada al psicoanálisis y he de decir que estoy completamente de acuerdo con el autor en cuanto a la necesidad de divertimento continuo y la necesidad de encontrar lo que hoy ninguno encontramos en esta sociedad capitalista y consumista, no obstante no siendo yo cristíano he de decirte que la espiritualidad y la religión son cosas distintas, siendo la primera lo más inherente al ser humano, creo que no tiene nada que ver lo que tu dices, pues el punto de bista de la iglesia cristiana sobre lo que es la salud deja bastante que desear y no se ajusta para nada a lo cientifico, echo que ustec como médico sabrá.
    Por poner un ejemplo solamente es necesario ver como define la iglesia cristiana a la homesexualidad.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Saludos a todos, quisiera agregar un comentario, a lo mejor un poco tarde, estoy completamente de acuerdo con el autor del articulo, y queria agregar una cita biblica en Hebreos 3:4 "Porque todas las cosas son creadas por alguien, pero el que hizo todas las cosas es Dios".

    ResponderEliminar

Se aceptan comentarios en contra y a favor. La única regla, es que todos los comentarios sean con respeto y sin palabras altisonantes. Muchas gracias por su tiempo.